miércoles, 20 de septiembre de 2017

Au pair: Primera semana - Parte 1/?

No llegué a publicar la ultima entrada que tendría que haber hecho antes de venirme hacia Londres.
Pero ahora publico la entrada de mi primera semana aquí. Bueno realmente la semana la hizo ayer, pues yo llegué el martes 12, pero tuve un día inmensamente largo así que no pude hacerlo.

Voy a empezar por el principio.

El martes salía mi vuelo de Valencia a las 11.10, y tuve un retraso de casi 2h y hasta la 1pm no despegó, pero bien, yo avisé a la que sería mi host mum de que me retrasaría, pues iba a venir a buscarme al aeropuerto. Cuando llegué super bien, me estaba esperando en la puerta de llegadas con un cartelito con mi nombre, me hizo muchísima gracia.
Llegamos a casa, dejé las maletas y nos fuimos a por el niño.
Bueno decir que los primeros días ni bien ni mal, era nuevo todo para mi, la ciudad, la rutina, el horario, el idioma, LA COMIDAAAAA, ...
A la madre me costaba entenderla pero algunas cosas sueltas le entendía, pero al niño me costaba horrores.
Los días iban pasando, ya iba pillando un poco más las cosas, iba viendo la rutina, ... La madre me presentó a un montón de gente, madres de amigos del cole de mi niño, amigas suyas, los trabajadores que conocía de las estaciones de tren, ...

El primer día, cuando le pedí una toalla para ducharme, me dijo que fuese al baño de abajo, excusando que esa ducha era mucho mejor que la de arriba, que ella nunca la usaba pero era mejor, que era la que usaban las visitas. Bueno, eso me parece bien, cada uno usar un baño, pero vamos si directamente me dice que prefiere que cada una use uno no hubiese habido problema. Y aclarar que es plato de ducha, no hay bañera. La cosa es que tampoco había luz. Claro yo se lo dije a ella, que como me iba a duchar ahí si no había luz, y ya no había casi luz natural, a lo que ella me dice que encienda la luz del pasillo y me duche con la puerta abierta, que como solo estábamos nosotros 3 y ella y el niño estaban arriba no pasaba nada, yo me quede alucinando pero bueno, digo va, hazlo y no rechistes. Por suerte al día siguiente ya había cambiado las bombillas y por fin tuve luz.

Los días iban pasando y poco a poco me iba cogiendo, al niño seguía sin entenderlo, pero al menos si tenía que decirle que hiciese algo eso si podía.
Llegó el fin de semana y como se suponía que los tenía libres, y además ella me dijo a mitad semana si quería ir el fin de semana a Londres, pues quedé con un amigo que vive allí y que tiene mi oyster, la tarjeta de transporte para Londres, la cual necesitaba. Ella se iba a con el niño a un cumpleaños de un amigo de él. Recuerdo que ese día no se cuantas veces le dije a mi amigo que estaba super bien, que me encantaba la familia a la que había ido, que por el momento se les veía geniales y tal y estaba muy feliz de estar con ellos. Recordad esto, fue el sábado.
Cuando llegó a casa por la noche fue raro, me preguntó a donde había ido y tal, pero prácticamente no me dio tiempo a contarle nada, fue casi como preguntar por quedar bien y ya esta. Pero no le di vueltas.

A la mañana siguiente, domingo, sin decirme nada antes, cuando ya estaban en la puerta me dice que se iban a la iglesia y que nos veíamos después, pero no me dijo ni volvemos pronto, o come tu no nos esperes, nada de nada. Pues yo aproveché para salir a dar una vuelta por el pueblo y conocerlo. Cuando llegué a casa pensando que ya estarían, para comer con ellos, no estaban. Pues comí sola. Llegaron a cosa de medio día (en cuanto a horario español, para ellos supongo que ya sería media tarde), la madre se puso a hacer cosas y el niño a ver la televisión.
Derrepente viene a mi habitación a decirme que porque no me implico más con el niño, que nunca juego con él a nada, ni hablo con él, que el día anterior fueron a la fiesta de cumple y los niños que tenían au pair ellas estaban allí. Yo le había preguntado antes del sábado si le molestaba que me fuese y me dijo que no había problema y ahora me recriminaba no haber ido.. Pero bueno.
Normalmente el niño no me hacía mucho caso cuando le hablaba, pero aún así digo, va, voy a volver a intentarlo. Me fui a preguntarle si había montado el lego que le había regalado yo, sabía que no pero aún así pregunté. Nada, ni había abierto ni la caja. Le dije de montarlo juntos, de jugar a otra cosa, de leer, de hacer cualquier cosa juntos, a lo que él me dijo que él estaba jugando con la tablet y que si quería que fuese allí a ver la tele con él, que él iba a seguir jugando. En fin...

Hasta aquí es todo bastante normal, apenas llevaba 5 días aquí, no podían haber pasado muchas cosas, pero enseguida cambió...

Es un poco largo de contar todo por lo que he decidido separarlo en varias entradas. Así que para saber que ocurrió después, tendréis que estar atent@s al blog.. 😉

Segunda parte aquí.

8 comentarios:

  1. ¡Hola! Me ha sorprendido mucho lo de la ducha, osea sos aunque solo estuvieseis los tres y ellos estuvieran arriba, es muy LOL. Estoy muy intrigada con que pasó después con el niño, y si su madre te ha dicho algo más Ö
    Espero que todo vaya bien

    ¡Besitos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
  2. Vale me acabo de quedar flipando. Quiero saber cómo sigue todo. Me he quedado como what?

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! Que ganas de saber cómo sigue la historia con la madre del niño y esos cambios que tiene

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola!! ¡Madre mía que show! Me da que la historia no va a acabar bien jajaja. Me ha sorprendido bastante lo de la ducha... ¿No hubiera sido más fácil que te duchases arriba?

    Un beso

    Alejandra - Creando Océanos

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaa! La verdad es que ahora me he obsesionado con esto del Au pair, me parece de lo más entretenido igual el hecho de que puedas ir a un país y todo, pero también debes estar expuesto a situaciones como las que comentas con la ducha.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Osea madre mía, flipando en colorines, voy a leer la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
  7. Jolin no me esperaba que fuera un caminito de rosas, pero si que fuera un poco más agradable la familia. Aunque les veo el típico carácter inglés... No se, a ver que sigues contando... y espero que haya mejorado todo más. Cuidate guapa.
    B7s
    Ali - Entrelibrosycoletas

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Qué feo lo que cuentas sobre el baño, yo la verdad me hubiera entrado en pánico (soy un poco extrañan esas cosas :s) pero me imagino que no habrá sido una buena situación para vos y que habrás estado incómoda :( Igualmente me alegro que te hayan puesto una luz nueva para que puedas bañarte tranquila y realmente espero que esté todo bien por allá :( ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de comentarios, tanto si te ha gustado como si no me encantaría conocer tu opinión ^^